Deudas que traspasan fronteras: ¿cómo reclamarlas?

En: Civil

11 may 2012

Las fronteras no deben ser un impedimento a la reclamación de tus créditos. Quizás pienses que no merezca la pena reclamar una deuda que te debe un particular o una empresa que reside en un país de la Unión Europea distinto al tuyo dado a la cuantía que puede ascender la mera reclamación y los trámites. Para resolver estos “problemas transfronterizos” tenemos a nuestra disposición dos herramientas judiciales como son el proceso monitorio europeo y el de escasa cuantía.

Ambos tienen como objetivo simplificar, acelerar y reducir los costes de litigación en asuntos transfronterizos relativos a créditos dinerarios, ya vencidos y exigibles a la fecha de presentación de la reclamación. Por causas como estas, recuerda guardar siempre facturas, albaranes, certificaciones, telegramas o cualquier otro tipo de documento que puedan acreditar una relación comercial entre acreedor y deudor, ya que en situaciones como estas es tu única prueba.

Proceso europeo de escasa cuantía

El proceso europeo de escasa cuantía es un procedimiento especial previsto para reclamar cantidades que no superen los 2.000 euros. Se podrá aplicar en todos los Estados miembros a excepción de Dinamarca. Muchas son las causas que llevan a las personas iniciar un proceso de escasa cuantía: reclamación en otro Estado miembro de una factura impagada por el cliente, reclamaciones para la devolución del dinero de una compra de un producto efectuada en otro Estado miembro que resulta estar en estado defectuoso.
Se reglamento será aplicable siempre y cuando los asuntos que se traten sean de naturaleza transfronteriza, y para ello, al menos una de las parte a de estar domiciliada o tener su residencia en un Estado distinto a la parte contraria.

Para su tramitación no se requiere representación por un abogado. Se regirá por la legislación procesal del Estado miembro en el que se desarrolle el proceso. Se tramitará esencialmente por escrito, pudiendo celebrarse una vista oral si se considera necesario o así lo pide una de las partes

Para el inicio del procedimiento, el demandante rellenará el formulario estándar de demanda que puede obtenerse en todas las lenguas. La demanda se presentará directamente ante el órgano jurisdiccional competente, o aún más fácil, enviándola por correo postal o por cualquier otro medio de comunicación admitido

Posteriormente se enviará al demandado una copia tanto del formulario de demanda como de los documentos justificativos pertinentes. Este paso lo realizará el órgano jurisdiccional en un plazo de 14 días tras la recepción del formulario de demanda. Posteriormente, en un plazo de 30 días, el demandado tendrá que responder a la notificación enviando su contestación al órgano jurisdiccional.

Treinta días después de la recepción de la respuesta del demandado, el órgano jurisdiccional dictará la sentencia, pudiendo siempre, solicitar información complementaria, acudir a la práctica de la prueba tales como declaraciones por escrito de testigos o citar a una vista oral a las partes.

Crear comentario

Sobre el blog

Blog de contenido jurídico y actualidad legal en España. Análisis de novedades y estudio del ordenamiento jurídico español, con el fin de ayudar a entender mejor el complejo mundo del Derecho.

Asesoramiento Jurídico Online

Social


Siguenos en twitter Siguenos en faebook

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Al continuar con la navegación entendemos que acepta nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR