Procedimiento Monitorio y desahucio de inquilinos deudores.

En: Civil

3 jul 2012

Son muchos los particulares con inmuebles en alquiler que contactan con nosotros para iniciar un procedimiento monitorio contra sus inquilinos por falta de pago en las rentas, y a la vez interesarse por el desahucio , siendo estos procedimientos muy similares. A continuación detallamos las diferencias y similitudes en ambos.

Desahucio Express

El desahucio se sigue iniciando por demanda, no por el mero escrito que se exige en el proceso monitorio ex art. 812 LEC.

A diferencia del proceso monitorio en el que solo hace falta presentar un escrito sin firma de letrado y procurador, en el proceso monitorio de desahucio se exige demanda, por lo que se aplican en este caso los criterios de los arts. 23 y 31 LEC. Por ello, entendemos que será preciso intervención letrada y representación por procurador, atendiendo a la cuantía de la renta anual a hacer constar en la demanda ex art. 251.3.9º LEC. Así, cuando empiecen a funcionar las Oficinas de señalamiento inmediato para celebrar los juicios rápidos civiles se deberán presentar en estas las demandas de desahucio por monitorio, ya que aunque el proceso monitorio en sí mismo ha sido excluido de la tramitación desde las O.S.I. y deberán presentarse en la oficina del registro general de demandas y escritos, – lo que consideramos un error porque se podrían haber aprovechado estas oficinas para dar curso a los monitorios también- nótese que estamos ante una demanda de desahucio básicamente, y que sí que se tramitará por la O.S.I. con arreglo a la Disposición Adicional V de la LEC, ya que consta que lo harán en estas oficinas adscritas al Servicio común general las demandas de desahucio, sin que en el texto que se propone tramitar por el Parlamento se haya hecho mención alguna a modificar la Disposición Adicional V de la LEC, por lo que se mantiene el trámite desde la O.S.I., aunque cambiando en esencia su tramitación siguiente como veremos.

El secretario judicial examina y admite, en su caso, la demanda.

Es el secretario el que examinará la demanda y la admitirá, en su caso, adoptando las medidas y decisiones posteriores sin que hasta ese momento haya intervenido el juez, a salvo de que la inadmita el secretario judicial. Podrá requerir al actor de subsanación en su caso si se aprecia que existe algún defecto, ya que aunque la redacción del art. 440.3 LEC no lo diga se aplican las reglas generales.

Si el secretario judicial comprueba que concurren los requisitos formales acuerda requerir al demandado para que conteste en 10 días frente a los 20 que concede de plazo el art. 815 para el monitorio normal.

Se repite en este punto del art. 440.3 LEC la misma sistemática de actuación que en el art. 815 LEC se disciplina en el proceso monitorio. Se pretenden con ello buscar fórmulas que consigan terminar de forma anticipada la tramitación de un desahucio mediante la aceptación por el inquilino de la situación en la que se encuentra. Para ello, se le requiere para que exponga una de las siguientes posturas y en el plazo de 10 días, lo que nos llama la atención porque esta misma sistemática se sigue en el proceso monitorio, pero en este el plazo del deudor para actuar es el de 20 días, lo que demuestra la intención de agilizar al máximo los procesos de desahucio ya que reducen en 10 días el plazo del demandado para que conteste ante la reclamación del actor-arrendador:

  • a) Desaloje el inmueble.
  • b) Pague al actor
  • c) En caso de pretender la enervación, pague la totalidad de lo que deba o ponga a disposición de aquel en el Tribunal o notarialmente el importe de las cantidades reclamadas en la demanda y el de las que adeude en el momento de dicho pago enervador del desahucio.

Con ello, vemos que se pasa del sistema actual en el que se cita al demandado a una vista, a un trámite intermedio en el que, al modo del monitorio, se le concede al demandado la opción de acabar con el proceso resolviendo su débito con el actor y abandonando el inmueble. Y es que esta fórmula aplicada en el monitorio ha tenido una alta eficacia. Y la prueba la tenemos con las estadísticas que nos ofrece el CGPJ en sus estudios anuales de carga de trabajo de los órganos judiciales. En este sentido, si comprobamos el informe “La Justicia dato a dato de 2009” (1) veremos en la pag. 58 que en el año 2009 se presentaron 856.875 peticiones monitorias, de las que solo se transformaron en juicio verbal por la oposición del deudor el 3,4% y el 2,7% en juicio ordinario, terminando el resto por las distintas formas previstas en la LEC, por pago, ejecución por no comparecer el deudor en el plazo concedido en el requerimiento de 20 días, o incluso por archivo por falta de localización del deudor en el domicilio indicado, ya que en este último caso habría que acudir al declarativo, ya que es sabido que en el monitorio no se puede acudir a los edictos, por lo que tras los primeros intentos de búsqueda en el partido judicial donde se presentó la petición monitoria, habría que desistir y acudir al declarativo para ahí sí intentar la búsqueda de domicilios del art. 155 LEC y más tarde acudir a la vía edictal, ya que solo en el caso de gastos de comunidad se puede acudir a los edictos en el monitorio.

Crear comentario

Sobre el blog

Blog de contenido jurídico y actualidad legal en España. Análisis de novedades y estudio del ordenamiento jurídico español, con el fin de ayudar a entender mejor el complejo mundo del Derecho.

Asesoramiento Jurídico Online

Social


Siguenos en twitter Siguenos en faebook

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Al continuar con la navegación entendemos que acepta nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR